Existen una serie de señales en nuestro hogar que nos indican que debemos buscar a un experto en reformas en Albacete. Desde grietas a goteras, pasando por instalaciones demasiado antiguas. Estos problemas, que surgen en muchas ocasiones por el propio envejecimiento de la vivienda, tienen arreglo y la mejor decisión es siempre la de ponerse en manos de un profesional como los que forman el equipo de INGECON.

Nadie mejor para examinar a fondo nuestro hogar e informarnos de los cambios necesarios, así como de su coste entendiendo nuestras necesidades, presupuesto y preferencias. Pero veamos algunos de los problemas más comunes.

Cuándo debemos plantearnos una reforma

Hay una serie de factores a tener en cuenta que nos avisan de la necesidad de realizar ciertas reformas de viviendas. El más importante y normalmente menos frecuente son esas grietas que aparecen en la estructura y que deben ser reparadas cuanto antes.

Cierto es que aquí debemos diferenciar entre las conocidas como grietas de asentamiento y las que afectan a vigas o elementos importantes de la construcción. Para poder diferenciarlas, con independencia, por supuesto, de llamar a un experto, debemos fijarnos si tienen forma de escalera o son diagonales. Pero, además, estos problemas suelen ir acompañados de otros relacionados con la antigüedad de la vivienda.

Ventanas mal selladas

Normalmente, este problema se da porque las juntas están en mal estado. Esto provoca ruidos, frío, calor y el consiguiente sobrecoste energético. Por otro lado, esta situación puede acarrear problemas de humedad que son difíciles de solucionar si no se resuelven a tiempo. Por todos estos motivos, hay que estar atentos y observar si hay fisuras que impidan el correcto aislamiento en las ventanas.

Las humedades, el mejor indicador

Las manchas de humedad son uno de los mejores indicadores para saber que debemos contratar una empresa de reformas. El problema es que, a diferencia de una gotera puntual, no solo debemos arreglarlas, sino averiguar de dónde vienen y por qué. De esta forma se podrán reparar sin que vuelva a surgir en poco tiempo. La humedad tiene un problema añadido, y es que si no se arregla se va agravando con el tiempo.

Desconchones en paredes

Este es otro problema que puede ser serio. A veces, sobre todo si están forradas en papel, no sabemos que lo tenemos hasta que no retiramos el papel pintado. Una vez que veamos que se produce esta situación debemos llamar de inmediato a un profesional para que inspeccione el revestimiento interior y exterior de la vivienda. En estos casos, lo más probable es que haya que retirar parte de él.

Otros problemas a tener en cuenta

Los problemas también pueden afectar a los suelos. Aquí, además, debemos tener en cuenta otros aspectos como los hundimientos, que deben resolverse cuanto antes. Por último, las cañerías e instalaciones eléctricas son una parte esencial, no sólo por la funcionalidad, sino también por la seguridad. Por eso, si están muy deterioradas, conviene cambiarlas.

La estética también es importante

Hemos revisado algunos de los principales problemas que precisan de ciertas reformas de viviendas. Pero también hay otros que, aunque solo afectan a la estética, deben tenerse en cuenta. Por ejemplo, si decidimos reformar el baño porque las tuberías son antiguas, quizá convenga plantearse un cambio integral, incluyendo el mobiliario.

Muebles antiguos, cocinas y baños

Una vez que decidimos ponernos en manos de una empresa de reformas en Albacete, quizá convenga aprovechar para reformar otros aspectos relacionados con la estética de nuestro hogar. Desde muebles antiguos que precisan una serie de mejoras hasta el mobiliario y complementos de baños y cocinas. Pero cuando decidimos iniciar un trabajo de este tipo, quizá sea el momento de aprovechar para cambiar aquello que es viejo por algo nuevo y quedar completamente satisfecho en tu viejo hogar como si fuese completamente nuevo.

Start typing and press Enter to search

Materiales naturales en la construcción de una vivienda pasivaReformar una vivienda para alquilar, ¿qué se debe tener en cuenta?