Reformas de baños: Claves y Consejos

El baño es una de las estancias de una vivienda que primero se quiere reformar al entrar en un piso antiguo. Aunque son estancias sencillas, un buen diseño de las mismas no es tarea fácil. Hay que estudiar las posibilidades y necesidades del usuario para conseguir un baño perfecto. En las reformas de baños la definición de perfección siempre es subjetiva, porque cada persona tiene gustos y necesidades distintas.

Claves para diseñar el baño perfecto

A la hora de planificar la reforma hay que tener muchas cosas en cuenta, además del estilo que queremos que tenga. La situación de las instalaciones, la ventilación o los materiales son temas que pueden ser complicados, por lo que lo ideal es contar con una empresa especialista en reformas de baños en albacete o la ciudad donde esté ubicada la vivienda.

Un punto importante a tener en cuenta en las reformas de baños es el uso que se le va a dar.

No puede ser igual un baño que va a utilizar una sola persona, a una pareja o una familia entera. Tampoco es igual un baño de una persona que lo utiliza meramente para aseo personal, como el de otra que lo utiliza como zona de descanso y relajación.

Este punto va de la mano del tamaño del baño. Un baño grande permite elegir más muebles o de mayor tamaño. Por eso se debe elegir el mobiliario en función del tamaño del baño. Es fundamental para conseguir la mayor sensación de espacio posible.

Cuando el baño va a ser utilizado por una pareja o una familia, lo ideal es un lavabo de dos senos que permita a varios usuarios utilizar el baño al mismo tiempo. En el caso de que el baño no fuera lo suficientemente grande, se puede optar por lavabos sobre encimera de mayor tamaño que permita compartirlo más cómodamente.

Una distribución que está siendo cada vez más elegida entre familias y parejas es la de aislar el inodoro.

Esto permite que, mientras uno usa el inodoro con intimidad, otro miembro de la familia puede seguir utilizando el baño. Esto es posible obviamente en baños amplios. Respecto a esta cuestión también se está optando por sacar el baño a una zona común el lavabo manteniendo dentro del baño solo el inodoro y la ducha.

El siguiente punto que hará que el baño destaque es la iluminación.

Una buena iluminación natural en un baño es un lujo que no todo el mundo tiene. Pero no hay que desesperar, si no existe una buena iluminación natural, una idónea iluminación artificial será suficiente. El primer punto a iluminar con especial atención es el tocador, iluminando correctamente la zona del lavabo y el espejo. También es importante que si la zona de la ducha está alejada de los focos generales o tiene una cortina opaca o un muro que la separe se disponga una  iluminación adicional dentro de la misma.

El baño debe tener “un orden”.

Para eso hay que disponer de muebles donde poder ocultar todos esos objetos y productos de aseo personal. Esos espacios que nos permiten mantener una “vista limpia y ordenada” de cara a los invitados. La elección de los mismos dependerá, como ya se ha comentado, de la dimensión del baño. No obstante, la elección de muebles suspendidos dará siempre un aspecto más espacioso y moderno.

Para terminar el diseño, no podemos olvidarnos de la climatización que hará del baño un lugar más acogedor. La opción más utilizada hoy en día son los radiadores toallero que proporcionan confort a la salida de la ducha. Como opción para mayores presupuestos y estancias amplias está el suelo radiante.

Contar con una empresa especializada en reformar el baño asegurará que no es escape ninguno de estos detalles.

Start typing and press Enter to search