Reformas de viviendas de reducidas dimensiones. Consejos a tener en cuenta

Hubo unos años en los que el sector inmobiliario puso muy caro el espacio en las viviendas. Por una parte muchos de los propietarios de pisos antiguos se dedicaron a realizar particiones de éstos para convertirlos en pisos más pequeños. Por otra, todos los proyectos de nueva obra se encaminaron a optimizar las viviendas con pocos metros cuadrados. Y la realidad es que, en la actualidad, una gran parte de la población que habita el centro de las ciudades vive en pisos o casas pequeñas. Vamos a marcar en este artículo algunos aspectos a tener en cuenta para las reformas de viviendas de reducidas dimensiones.

Por esta razón, las reformas de este tipo de pisos deben ir encaminadas a que den la sensación de ser más grandes de lo que son. A continuación se relacionan una serie de recomendaciones a la hora de llevar a cabo una reforma que te pueden ayudar a conseguir este objetivo.

Superficies lo más diáfanas posibles

Si la superficie con la que cuentas es pequeña lo más recomendable es compartimentar lo estrictamente necesario. No tiene sentido tener muchas estancias de pocos metros cuadrados que son muy difíciles de amueblar.

En los ambientes diáfanos es más fácil que la luz se distribuya uniformemente por todas las estancias. Eso aporta una sensación de mayor luminosidad y, por lo tanto, de mayor amplitud.

Por otro lado, a la hora de crear ambientes diáfanos, la estancia adquiere mucha más versatilidad, dando la opción de ir redistribuyendo muebles y decoración en función de las necesidades.

En cualquier caso, es evidente que debe existir una mínima compartimentación, para el baño o la cocina, por ejemplo. Aunque, cada vez es más habitual la integración de la cocina en el resto de la casa.

Uniformizar el solado de la casa

Otro pequeño truco para transmitir una sensación de mayor amplitud es la de solar toda la casa con el mismo tipo de suelo. En la actualidad existen soluciones en el mercado muy versátiles que permiten adaptarse a cualquier tipo de estancia.

Pintar la casa en tonos claros

Los tonos claros en las paredes y en los techos reflejan más la luz natural y dan una sensación de mayor amplitud. Además en la actualidad en el mercado hay una gran variedad de colores y de texturas, que te pueden ayudar a dar una mayor sensación de profundidad.

Espejos

Como complemento a la utilización de colores claros, podemos recurrir a la utilización de espejos. Estos son particularmente útiles en las puertas de los armarios de las habitaciones, contribuyendo de forma significativa a la sensación de profundidad, amplitud y luminosidad.

Falsos techos

Todas las reformas de viviendas de reducidas dimensiones deben ir encaminadas a no reducir la altura útil del piso original. Debemos de huir de la utilización de falsos techos o techos de escayola.

Es cierto que en muchas ocasiones pueden ser un elemento decorativo muy útil o, incluso, servir para ocultar determinados servicios esenciales pero en un piso pequeño reducen de forma significativa la sensación de amplitud.

Huir de lo barroco

No recargar un piso pequeño es algo muy a tener en cuenta, tanto en la decoración como en los muebles. Debemos intentar reducir el mobiliario a la mínima expresión, de forma que no reduzca la amplitud, ya de por sí limitada.

Con respecto a la decoración. Un exceso de información en una estancia pequeña puede dar lugar a una sensación de agobio. Por lo tanto, la decoración en paredes y muebles también debe ser reducida a lo mínimo imprescindible. Es cierto que son necesarios ciertos elementos decorativos que den un toque personal a nuestra casa, porque, de lo contrario, nos daría la sensación de estar en un hotel.

Luz natural

Como norma general las reformas de viviendas y reformas integrales deben ir encaminadas a potenciar la luz natural. En el caso de las viviendas de reducidas dimensiones este consejo se torna imprescindible.

Start typing and press Enter to search

Claves para reformas de salones¿Ventanas de PVC nuevas o contraventanas?