¿Qué son las reformas de concepto abierto?

El mundo de la decoración de interiores cambia con el tiempo y, poco a poco, se consolidan nuevas maneras de comprender los espacios en el hogar o en la oficina. No hablamos solo de las tendencias en mobiliario, colores y materiales. El interiorismo también afecta a las estructuras internas y eso es algo que, como profesionales de las reformas de viviendas en Albacete, nos interesa mucho. Desde hace unos años, muchas personas se están decantando por las reformas de concepto abierto en su hogar. ¿En qué consiste?

El concepto abierto en el hogar

El concepto abierto, también conocido como «open plan», modifica el espacio interior de la vivienda. Con él también se modifica la forma de comprender la convivencia o la «clasificación de espacios». Esto es así, porque con el concepto abierto se eliminan los tabiques de la vivienda (especialmente, los que separan la cocina del salón y el comedor), creando un espacio único, amplio y diáfano.

No se trata estrictamente de vaciar todo el espacio, aunque podría ser si se desea, sino de integrar esos subespacios para generar una sensación de amplitud al aumentar la distancia a la que llega la vista. Esto choca con la tradicional manera de comprender el hogar, con una distribución muy compartimentada en la que se prima el aislamiento, con estancias y actividades bien delimitadas y donde raramente vemos más allá de cuatro o cinco metros.

Con el open plan, cada estancia mantiene sus funciones, pero los límites físicos y visuales entre unas y otras desaparecen. El espacio abierto causa una impresión mucho menos «rígida» y formal, y mucho más moderna y flexible. Nuestro hogar nos define y viceversa y las reformas de concepto abierto son también una manera diferente de vivir.

Las ventajas del concepto abierto

El concepto abierto aporta soluciones muy interesantes en las viviendas modernas.

Más espacio. Perfecto para los pisos pequeños. Las reformas de open plan eliminan tabiques y paredes, de manera que se gana espacio útil en la vivienda. Y es más que eso, porque si la cocina y el salón se comunican sin barreras, entonces el pasillo (e incluso el recibidor) desaparece, lo que puede suponer un importante aumento de superficie disponible.

Flexibilidad. Solo se dejan las columnas y muros imprescindibles. Aquellos tabiques que no son estrictamente necesarios se pueden modificar al gusto. Se admiten las medias paredes, que no cierran espacios pero sí delimitan zonas. Dónde situarlas y qué alcance tienen es una elección decorativa.

Un espacio, varias zonas. En el open plan, la separación de funciones suele hacerse con los materiales, colores y muebles. Por ejemplo, el suelo de la vivienda puede ser el mismo en todo el espacio, lo que aporta una gran sensación de continuidad y amplitud. Pero también puede ser una solución para separar zonas, utilizando distintos materiales para cada una.

Las paredes de diferente color pueden marcar un simbólico cambio de estancia y, por supuesto, el mobiliario cumple esta función perfectamente. Pero ya no está encorsetado por las exigencias de espacio y forma de la antigua habitación.

Mayor convivencia. Esta manera de compartir espacios también influye en la manera de compartir vivencias. El cocinero puede estar al tanto de lo que hacen los niños en el comedor. Las visitas no se quedan aisladas en el salón mientras el anfitrión se pierde la charla por hacer la cena. El contacto con la familia y los amigos es más cercano y fluyen las conversaciones. En definitiva, el hogar se convierte en más hogar, es un espacio más compartido entre todos.

En LM INGECON estamos totalmente familiarizados con las reformas de concepto abierto, que acometemos de manera integral y sacando el mayor provecho del hogar u oficina. El servicio de mayor calidad para una vivienda nueva, abierta y moderna.


 

En el siguiente vídeo puede ver algunas imágenes y diseños de interiores que recrean este concepto:

 

Start typing and press Enter to search