EXPERTOS EN CONSTRUCCIÓN DE PASSIVHAUS EN CIUDAD REAL

construcción de passivhaus en Ciudad Real y toda España

INGECON, empresa certificada y especializada en Passivhaus

Se trata de un estándar de construcción alemán para viviendas de consumo casi nulo, conocido en España como casa pasiva. Se trata del sistema de construcción más exigente del mundo en materia de eficiencia energética. Son viviendas de altísima calidad, con un gran confort térmico y un consumo energético casi nulo.

NOS ENCARGAMOS DE TODO PARA QUE TENGAS TU PASSIVHAUS EN CIUDAD REAL

PROFESIONALES CERTIFICADOS PASSIVHAUS EN CIUDAD REAL

En Passivhaus no se trata de utilizar materiales concretos, hay que ser rigurosos con todas las técnicas y conocer qué implica una cerfitificación de casa pasiva en Ciudad Real. INGECON cuenta con técnicos certificados por el instituto alemán Passivhaus para el diseño y la ejecución de este tipo de construcción. Además, los profesionales de obra de la empresa cuentan con la formación necesaria y entienden la filosofia de este sistema constructivo. Nos encargamos de todo, para que no se preocupe a la hora de contar con su vivienda sin problema.

¡Descarga GRATIS nuestro dossier informativo Passivhaus!


passivhaus INGECON

Passivhaus en Ciudad Real

Si vas a hacerte una casa nueva y no haces una Passivhaus, te estarás construyendo una vivienda antigua.

técnicos cerfificados por el instituto alemán

INGECON le ofrece un equipo técnio propio para el diseño y la ejecución de su vivienda a su gusto.

Hacer una vivienda es la mayor inversión en la vida de muchas personas, por eso mismo, vamos a hacerlo bien. Hacer una passivhaus no es un proceso sencillo, pero tampoco algo a lo que tener miedo si se estudia correctamente.

Normativa

La Directiva Europea 2010/31/UE establece que a partir del 31 de Diciembre de 2020, todos los edificios nuevos serán de consumo de energía casi nulo.

LOS 5 PRINCIPIOS BÁSICOS PASSIVHAUS

los principios básicos de una construcción
en que consiste el estándar passivhaus
Excelente aislamiento térmico

Excelente aislamiento térmico

Se ha de aislar toda la envolvente del edificio (suelo, fachada y cubierta). Aumentar el espesor de los aislamientos reduce las pérdidas de calor en invierno, las ganancias de calor en verano y la demanda de energía para climatizar los edificios.

Ventanas y puertas de altas prestaciones

Ventanas y puertas de altas prestaciones

Los huecos son el «punto débil» de la envolvente. Son una fuente importante de pérdidas de calor y frío, por ello, es fundamental contar con carpinterías y vidrios de muy alta calidad, poniendo mucha atención a su orientación y correcta instalación en obra.

Hermeticidad del aire

Hermeticidad del aire

Las corrientes de aire que se producen en una vivienda a través de ventanas, huecos o grietas provocan incomodidad en el usuario y pérdidas energéticas, sobre todo durante los períodos más fríos del año. En un edificio Passivhaus, la envolvente es lo más hermética posible logrando la renovación de aire a través del sistema de ventilación mecánica.

Una buena hermeticidad garantiza un gran confort térmico y una calidad de aire interior excelente. Esto se logra cuidando al máximo la ejecución de las juntas durante la construcción.

Diseño y construcción libre de puentes térmicos

Diseño y construcción libre de puentes térmicos

Cualquier discontinuidad del material de la envolvente: esquinas, juntas, etc. supone un puente térmico. En los edificios pasivos se controla de forma rigurosa la eliminación de los puentes térmicos siguiendo las siguientes pautas:

  • No interrumpir la capa de aislamiento
  • Usar un material con mayor resistencia térmica si se interrumpe la capa de aislamiento
  • Cuidando las juntas entre elementos constructivos.

Ventilación mecánica con recuperación de calor

Ventilación mecánica con recuperación de calor

El equipo de ventilación de una Passivhaus cuenta con un intercambiador para recuperar el calor de la vivienda con un rendimiento hasta el 95%. Así se consigue que el aire del exterior entre a la vivienda a una temperatura de confort. Por ejemplo, si el aire de la vivienda está a 20ºC y el del exterior a 0ºC, a través del intercambiador conseguimos que el aire nuevo que entra a la vivienda lo haga a 18º. De este modo la energía necesaria para acondicionar los espacios de la vivienda es tan pequeña que la podríamos cubrir con un pequeño aporte de calor en invierno y frío en verano.

Además de los 5 principios básicos, también existen condicionantes que pueden favorecer la construcción de este tipo de viviendas como pueden ser el diseño, la orientación, y sobre todo es importantísimo una buena planificación de obra y la cualificación del personal de obra.

ARTÍCULOS RELACIONADOS DE NUESTRO BLOG

¿Qué coste tiene una construcción Passivhaus?

A la hora de calcular lo que podrá costarnos la construcción de tipo Passivhaus es importante tener en cuenta dos aspectos fundamentales; lo que costará la construcción pero también el coste de su mantenimiento. El gasto al afrontar la construcción de una vivienda Passivhaus será algo más elevado que el de una construcción tradicional. Esto es una evidencia que, sin embargo, desde INGECON siempre nos gusta reformular, ¿es más cara una vivienda que requiere una inversión inicial mayor o aquella que nos acarrea un mayor gasto energético para toda la vida?

¿Qué características tiene una casa pasiva?

La finalidad de una casa pasiva es reducir al máximo el consumo de energía a utilizar en el día a día, llegando en algunos casos hasta ahorrar un 90%.

Claro está que la inversión inicial se basará en elementos de mejor calidad y especiales para cubrir este objetivo. Por ejemplo, se suelen instalar ventanas de alta calidad, con carpinterías y vidrios de garantías para que el aislamiento térmico sea mayor y esto encarece el precio inicial de obra, pero reduce el consumo de facturas mes a mes.

Las puertas también suelen tener un precio más elevado para evitar fugas de aire y temperatura. Además, este tipo de casas requieren un certificado de conformidad con el estándar, lo que supone un encarecimiento del precio total de la ejecución del levantamiento de la casa.

Un diseño libre de puentes térmicos, un sistema de ventilación mecánica que sea capaz de recuperar el calor, una construcción que busque la hermeticidad…en conjunto unos cuidados constructivos que conllevan un mayor gasto inicial.

Las empresas profesionales dedicadas a este tipo de proyectos son las encargadas de garantizar al propietario un ahorro considerable una vez la vivienda está terminada. Por ejemplo, el gasto en calefacción y aire condicionado será infinitamente menor, incluso sin necesidad de entrar en funcionamiento durante gran parte del año.

Gracias a que la normativa obliga a la construcción de viviendas tradicionales a cumplir unos estándares de ahorro energético, lo que al principio eran costes extras para las casas pasivas, se van reduciendo por el encarecimiento de la construcción tradicional para adaptarse a la normativa. Es decir, cada vez hay menos diferencia en coste entre la passivhaus y una construcción convencional.

Factores que influyen en la rentabilidad de una casa passivhaus

Es importante tener en cuenta que el tiempo será un factor principal para amortizar el dinero invertido y beneficiarse de la instalación de sistemas energéticos que se habrá realizado en una casa pasiva.

Por otra parte, se tendrá que analizar el clima de la zona donde se vaya a situar la vivienda. Es de lógica pensar que no será lo mismo una vivienda en el norte de España que en la zona mediterránea. El modelo passivhaus se adaptará, con componentes específicos, al clima y necesidades personales de cada propietario.

Otro aspecto que se debe estudiar es la legislación local que se aplique a la construcción de la casa. En algunos países la regulación sobre eficiencia energética es mucho más estricta que en otros.

¿Es rentable una casa pasiva?

Tomando en cuenta todos los aspectos fundamentales, es evidente que una casa de estas características sí ofrece una inversión rentable. Apostar por este modelo de construcción ayuda al mantenimiento adecuado del medio ambiente y a conseguir viviendas cálidas, cómodas y con facturas muy bajas.

Los costes de mantenimiento en las casas pasivas son muy reducidos por no tener problemas de aislamiento, humedad o moho, como ocurre en las viviendas tradicionales, lo cual requieren de trabajos de aislamientos e impermeabilizaciones cada cierto tiempo y es otro punto a tener en cuenta.

Analizando todos los costes se llega a la conclusión, de forma evidente, de que este tipo de casas son sostenibles y por tanto una inversión inteligente hacia al futuro.

En conclusión, gracias a los nuevos sistemas fabricados para ahorrar energía, construir una casa passivhaus permite afrontar la dependencia energética con estilo personal y apostando por materiales de calidad y funcionales. El ahorro de energía conseguido es totalmente superior al de las construcciones convencionales.

Infórmate en INGECON sobre las múltiples ventajas de la construcción Passivhaus y ahorra en la hipoteca energética de tu vivienda.

El estándar Passivhaus frente al Código Técnico de la Edificación; diferencias principales

El Documento básico de Ahorro de Energía del Código Técnico de la Edificación (CTE) sufrió, con la entrada del 2019, diversas modificaciones. Éstas, efectuadas con arreglo a lo dispuesto en la Directiva 2010/31/UE, establecieron una nueva serie de parámetros de carácter obligatorio a seguir en términos tanto de eficiencia energética como de revisión periódica de los edificios. Dichos cambios buscan acercarse a la construcción de consumo casi nulo, lo cual se complementa con las exigencias del sello de certificación Passivhaus, que también se ve reforzado.

Passivhaus y CTE

No hace falta presentar al sello Passivhaus, (que es también conocido como EnerPhit en los casos referidos no a obra nueva sino a los casos de rehabilitación), puesto que en INGECON hemos intentado explicaros, en más de una ocasión, cuales son sus características y principales ventajas cuyo fin es acercarse, casi por completo, al consumo nulo. Tanto es así que garantiza un ahorro de hasta el 90 % frente a los edificios convencionales.

Por su parte, el Código Técnico de la Edificación, en su documento básico referido al Ahorro de Energía, DB HE, tiene como objetivo establecer reglas y procedimientos que permiten cumplir las exigencias básicas de ahorro de energía. Está dividido en diferentes documento de apoyo. Cálculo de parámetros característicos de la envolvente, comprobación de limitación de condensaciones superficiales e intersticiales en los cerramientos, puentes térmicos, etc. La última actualización del DB HE fue publicado en el Real Decreto 732/2019, de 20 de diciembre (BOE 27-diciembre-2019) y es la que establece una serie de cambios que aproximan muy poco a poco este DB al estándar Passivhaus.

Los últimos cambios del DB HE

Estas últimas modificaciones efectuadas en el citado apartado del Código Técnico de la Edificación, tratan de que la nueva edificación o las rehabilitaciones vayan dirigidas hacia unas condiciones de alta eficiencia energética y un consumo de energía muy reducido.

Por ejemplo, entre otros cambios podemos encontrar; se establecen valores límite del consumo de energía primaria no renovable y energía primaria total. Desaparece la exigencia de valores límite de demanda de calefacción y refrigeración. También se modifican los valores límite de transmitancia térmica de los elementos constructivos. Así como se establecen valores límite del coeficiente global de transmisión de calor a través de la envolvente. En su DB HE 4, se modifica el ámbito de aplicación para edificios existentes de nueva construcción. Modificando el consumo mínimo de ACS de 50 l/d a 100 l/d.

Y por último, lo que parece para nosotros el cambio más importante es el de contemplar unos límites de estanqueidad al aire de la envolvente térmica. Controlando el intercambio de aire y la calidad interior del mismo. Este aspecto es algo que anteriormente no se contemplaba en el CTE quedando la hermeticiad de una vivienda al azar en función de la ejecución de cada obra.

Diferencias respecto del estándar Passivhaus

Aunque los últimos cambios del CTE se enfocan en incrementar las exigencias en materia de eficiencia energética en las viviendas, siguen existiendo grandísimas diferencias entre el estándar Passivhaus y el CTE. Lo que hace que Passivhaus siga permaneciendo de manera incomparable como el modelo de mayor eficiencia tanto para construcciones nuevas, así como en las obras de reforma y rehabilitación.

Las diferencias más significativas

Aunque el CTE por fin ha comenzado a limitar la hermeticidad de la vivienda, lo cual es una exigencia básica e indispensable en el passivhaus, todavía queda muy lejos de las exigencias en este sentido del estándar alemán. Nos quedamos con que es un paso importante del CTE hacia el consumo casi nulo.

En cuanto a la ventilación, es un principio básico que una vivienda passivhaus cuente con un sistema de ventilación mecánica con recuperación de calor. De modo que el intercambio de aire de la vivienda con el exterior lo tenemos siempre controlado y optimizado. El CTE todavía no exige la ventilación mecánica en las viviendas. Pudiendo llevarse a cabo de forma natural a través de las ventanas con las pérdidas de energía que esto conlleva.

Puentes térmicos, para certificar una vivienda passivhaus se ha de planificar y calcular todos y cada uno de los puentes térmicos que se presentan en la construcción. No se permite la improvisación en obra. El CTE todavía queda muy lejos también en este sentido.

El CTE no establece un valor de referencia claro de confort en verano. Siendo ésta una época de mucho calor en gran parte de España. Y más en el contexto actual de aumento de las temperaturas a nivel global, sería importante que fijase un valor de referencia que evite un sobrecalentamiento.

Por todo lo expuesto anteriormente, a día de hoy el sello Passivhaus sigue siendo mucho más estricto que el CTE. Y hacia ello debe avanzar el Código Técnico de la Edificación para que en un futuro no muy lejano nuestras viviendas sean de consumo casi nulo. La Directiva Europea marca el final del año 2020 como fecha límite para que España defina sus condiciones de vivienda de consumo casi nulo.

INGECON, más de veinte años de experiencia en el sector de la construcción

En INGECON contamos con más de veinte años de experiencia en el sector de la construcción, con un equipo técnico de gran capacitación. Ofrecemos servicios de ingeniería, arquitectura, construcción y rehabilitación, abordando desde pequeñas reformas hasta la construcción “llave en mano”. Apostamos por la calidad y la eficiencia energética en la construcción.

Si buscas que tu vivienda cuente con las características energéticas que presenta una construcción Passivhaus,  pregunta por nuestros servicios. El equipo profesional de INGECON podrá ofrecerte las mejores soluciones.

La importancia de la hermeticidad del aire en la construcción de passivhaus

La hermeticidad al aire supone un aspecto primordial en la construcción passivhaus. Este factor de estanqueidad permite que en las edificaciones exista un intercambio o un paso de aire controlado entre los espacios interiores y exteriores. De este modo, se consigue aprovechar de una mejor forma la energía y se logran ambientes agradables por un tiempo prolongado a partir de un bajo consumo energético.

Desde INGECON queremos profundizar un poco más sobre este principio básico de las casas pasivas. Sigue leyendo.

La hermeticidad al aire

El hecho de que los espacios cuenten con un alto grado de hermeticidad favorece que se eliminen las penetraciones de aire de manera descontrolada e innecesaria. Gracias a esta característica de las construcciones, es posible conseguir un mayor ahorro energético y obtener un aire de calidad en el interior de los edificios.

Para conseguir la estanqueidad en este sentido, en los locales o viviendas pasivas se debe verificar que las uniones de las diferentes partes que conforman su estructura estén adecuadamente selladas. En este caso, se ha de redoblar la atención en las esquinas, las juntas, las conexiones a la pared y techos. Asimismo, es preciso tener en cuenta la instalación de las ventanas, los orificios de los enchufes y las puertas.

También es necesario darle importancia a los orificios que queden destapados; a través de ellos podría introducirse agua no deseada en las edificaciones. Esto, además, puede generar la aparición de humedad, moho, hongos o cualquier otro microorganismo que afecte a la calidad de la construcción.

Minimizar la presencia de puentes térmicos

Igualmente, resulta fundamental que se minimice la presencia de puentes térmicos, los cuales propician la pérdida de calor. Otro aspecto esencial es la correcta ubicación de las ventanas y las puertas, que, preferiblemente, tienen que ser de doble o triple vidrio. Esta característica ayuda a mantener el calor en el exterior cuando las temperaturas son altas y a reflejarlo hacia el interior cuando son bajas.

Por otra parte, durante el diseño del proyecto se ha de priorizar aquellos puntos envolventes que puedan romper la hermeticidad del edificio, entre ellos los marcos de las ventanas y las puertas, así como aquellos conductos que presentan salidas, como es el caso de las chimeneas.

La importancia de la elección de los materiales de construcción

Otro de los aspectos a valorar desde la propia concepción del proyecto de edificación de bloques y viviendas passivhaus es la elección de los materiales de construcción. Existen algunas alternativas que destacan por ser estancas al aire. En este caso están el hormigón, el yeso y las cintas especiales de hermeticidad. Los dos primeros se usan para perfeccionar el revestimiento de las paredes y los techos; en cambio, la última opción es de gran utilidad cuando se precisa instalar algún elemento en la envolvente del edificio.

Las barreras de aire forman parte de las herramientas que controlan el flujo de las corrientes en las edificaciones pasivas. Sirven para proteger las fachadas, los suelos y las cubiertas de los edificios. Por lo tanto, son una opción eficaz a usar, tanto en el interior como en el exterior de las viviendas, para impedir los movimientos de aire no deseados.

Comprueba los niveles de hermeticidad

La estanqueidad al aire en la construcción de passivhaus es un aspecto que tiene vital importancia. Por lo tanto, durante el proceso de construcción es necesario realizar varias pruebas o inspecciones para verificar que los locales cumplen con los niveles de hermeticidad establecidos para este tipo de viviendas. Tal es el caso del Test de Blower Door, la termografía infrarroja y el anemómetro.

En definitiva, al tener en cuenta la hermeticidad del aire durante el diseño y las diferentes fases de construcción de las edificaciones, se puede aprovechar eficientemente la energía en los locales. Esto hace posible el suministro interior de un aire de excelente calidad. A su vez, se logra un importante ahorro de energía.

¿Qué es la certificación Passivhaus para viviendas y para los técnicos?

En varias ocasiones te hemos contado qué es un edificio Passivhaus, cuáles son sus características particulares que la diferencian de una vivienda convencional y qué ahorro suponen respecto de las necesidades de refrigeración y calefacción en una vivienda. Pero…¿sabes qué criterios se deben cumplir para que una vivienda pueda obtener el certificado que la acredite como vivienda pasiva? Desde INGECON queremos explicar qué es la certificación Passivhaus para viviendas y para los técnicos.

¿Cuando podrá una vivienda recibir la certificación Passivhaus?

Las viviendas Passivhaus están diseñadas para ahorrar y contribuir a la mejora del medio ambiente. Si nos fijamos en un edificio Passivhaus, éstos optimizan los recursos existentes a través de la utilización de técnicas pasivas. ¿Cómo se hace esto? Pues aprovechando orientaciones correctas, reduciendo las superficies que están en contacto con el exterior o poniendo protecciones solares que evitan el calentamiento del edificio.

Cuando una vivienda se ha realizado siguiendo estos patrones constructivos podrá recibir la Certificación Passivhaus, que verificará que el proyecto se ajusta a los requisitos establecidos por el Passivhaus Institut. Es decir, una manera de garantizar el confort y el ahorro energético en este tipo de viviendas.

Como conseguir la certificación Passivhaus para una vivienda

Existen una serie de criterios o parámetros que toda construcción que desee conseguir la certificación Passivhaus debe reunir. Entre ellos:

  • La demanda de energía para calefacción (Qh) debe ser de no más de 15 kWh/m²a
  • Para la demanda de energía para refrigeración no debe sobrepasar los 15 kWh/m²a
  • En cuanto a la demanda de energía primaria, ésta no debe ser superior a 120 kWh/m2a
  • La envolvente exterior del edificio ha de tener una estanqueidad de unas 0,6 renovaciones de aire por hora.
  • Control y cálculo de puentes térmicos para asegurar las condiciones confort e higiene (ninguna superficie susceptible de presentar condensaciones o moho).

Es imprescindible buscar un equilibrio entre compacidad, orientación, reflectividad solar y protección solar para que la vivienda sea sostenible y responsable y garantice la disminución de costes. Para ello será imprescindible la presencia de un técnico especializado en Passivhaus.

Los principios con los que alcanzar la certificación

En INGECON siempre insistimos en ellos y es que para conseguir la calidad deseada que acredite a un edificio como Passivhaus, es necesario cumplir con los 5 principios básicos de diseño y ejecución.

1) Un gran aislamiento térmico, beneficioso tanto en invierno como en verano. Para ello, tanto la fachada exterior como la cubierta y la solera es necesario que tengan una baja transmitancia térmica. En función del clima, se trata de optimizar los espesores del aislamiento térmico en función de su coste y del futuro ahorro energético.

2) Instalación de puertas y ventanas de altas prestaciones. En estos elementos es donde se produce una alta pérdida energética. Por ello, es necesario poner una gran atención en su ubicación y colocación en fase de obra.

3) Eliminación de pérdida energética a través de los puentes térmicos. Para ello, es necesario que la capa de aislamiento sea continua y cuidar las juntas entre los diferentes elementos constructivos. En el caso de tener que interrumpir la capa de aislamiento, una buena solución que deberíamos tener en cuenta es usar un material con una resistencia térmica elevada.

4) Construcción hermética al aire, logrando así una gran eficiencia en el sistema de ventilación mecánica del edificio. Al eliminar las pérdidas de temperatura interiores, conseguimos un ahorro en los sistemas de climatización interiores del edificio

5) Ventilación mecánica con recuperación del calor interior. Tanto las personas como los electrodomésticos generan un calor que puede ser reconducido en los sistemas de ventilación, de tal forma que se reduzca el consumo energético.

Todos estos requisitos son imprescindibles para una mejora en el rendimiento energético del edificio y conseguir de esta forma un ahorro considerable en facturas energéticas para sus habitantes.

Para que podamos conseguir todo esto, es sumamente importante que los técnicos, tanto en el diseño como en la dirección de obra, tengan su correspondiente certificado Passivhaus y que el edificio construido pueda catalogarse como un edificio Passivhaus con todo lo que ello implica.

El técnico Passivhaus

nuestros técnicos certificados

Es necesario que un técnico con acreditación Passivhaus verifique durante la fase de proyecto y de obra que el edificio cumple con los estándares técnicos necesarios para obtener la certificación Passivhaus. Él será el encargado de remitir toda la documentación necesaria a la entidad certificadora (Passivhaus Certifier) o al PHI (Passive House Institute), que será quien expida el certificado de edificio Passivhaus.

Para que un técnico cuente con un título Passivhaus puede conseguirlo de dos formas: realizando un curso de formación en el que obtendrá uno de los títulos oficiales o realizar una obra y certificarla. Para el segundo caso, es necesario estar en contacto con una entidad certificadora.

En cuanto a los títulos oficiales que expide el Passive House Institute, son 4 en función de la formación del técnico y del cometido que realiza:

1.- Designer es para técnicos con formación superior como arquitectos o ingenieros.

2.- Consultant es para los demás técnicos, como arquitectos técnicos, ingenieros técnicos o contratistas.

3.- Certifier que es un experto acreditado por el PHI.

4.- Tradesperson para el técnico que está a pie de obra.

Confía solo en profesionales acreditados en Passivhaus como los de INGECON

En INGECON contamos con profesionales certificados por el instituto alemán Passivhaus para el diseño y la ejecución de esta tipología constructiva. Concretamente, INGECON cuenta con técnicos «Designer Pasivhaus» para el diseño, y técnicos «Tradesperson» para el control de obra.

Start typing and press Enter to search

Abrir WhatsApp