A la hora de calcular lo que podrá costarnos la construcción de tipo Passivhaus es importante tener en cuenta dos aspectos fundamentales; lo que costará la construcción pero también el coste de su mantenimiento. El gasto al afrontar la construcción de una vivienda Passivhaus será algo más elevado que el de una construcción tradicional. Esto es una evidencia que, sin embargo, desde INGECON siempre nos gusta reformular, ¿es más cara una vivienda que requiere una inversión inicial mayor o aquella que nos acarrea un mayor gasto energético para toda la vida?

¿Qué características tiene una casa pasiva?

La finalidad de una casa pasiva es reducir al máximo el consumo de energía a utilizar en el día a día, llegando en algunos casos hasta ahorrar un 90%.

Claro está que la inversión inicial se basará en elementos de mejor calidad y especiales para cubrir este objetivo. Por ejemplo, se suelen instalar ventanas de alta calidad, con carpinterías y vidrios de garantías para que el aislamiento térmico sea mayor y esto encarece el precio inicial de obra, pero reduce el consumo de facturas mes a mes.

Las puertas también suelen tener un precio más elevado para evitar fugas de aire y temperatura. Además, este tipo de casas requieren un certificado de conformidad con el estándar, lo que supone un encarecimiento del precio total de la ejecución del levantamiento de la casa.

Un diseño libre de puentes térmicos, un sistema de ventilación mecánica que sea capaz de recuperar el calor, una construcción que busque la hermeticidad…en conjunto unos cuidados constructivos que conllevan un mayor gasto inicial.

Las empresas profesionales dedicadas a este tipo de proyectos son las encargadas de garantizar al propietario un ahorro considerable una vez la vivienda está terminada. Por ejemplo, el gasto en calefacción y aire condicionado será infinitamente menor, incluso sin necesidad de entrar en funcionamiento durante gran parte del año.

Gracias a que la normativa obliga a la construcción de viviendas tradicionales a cumplir unos estándares de ahorro energético, lo que al principio eran costes extras para las casas pasivas, se van reduciendo por el encarecimiento de la construcción tradicional para adaptarse a la normativa. Es decir, cada vez hay menos diferencia en coste entre la passivhaus y una construcción convencional.

Factores que influyen en la rentabilidad de una casa passivhaus

Es importante tener en cuenta que el tiempo será un factor principal para amortizar el dinero invertido y beneficiarse de la instalación de sistemas energéticos que se habrá realizado en una casa pasiva.

Por otra parte, se tendrá que analizar el clima de la zona donde se vaya a situar la vivienda. Es de lógica pensar que no será lo mismo una vivienda en el norte de España que en la zona mediterránea. El modelo passivhaus se adaptará, con componentes específicos, al clima y necesidades personales de cada propietario.

Otro aspecto que se debe estudiar es la legislación local que se aplique a la construcción de la casa. En algunos países la regulación sobre eficiencia energética es mucho más estricta que en otros.

¿Es rentable una casa pasiva?

Tomando en cuenta todos los aspectos fundamentales, es evidente que una casa de estas características sí ofrece una inversión rentable. Apostar por este modelo de construcción ayuda al mantenimiento adecuado del medio ambiente y a conseguir viviendas cálidas, cómodas y con facturas muy bajas.

Los costes de mantenimiento en las casas pasivas son muy reducidos por no tener problemas de aislamiento, humedad o moho, como ocurre en las viviendas tradicionales, lo cual requieren de trabajos de aislamientos e impermeabilizaciones cada cierto tiempo y es otro punto a tener en cuenta.

Analizando todos los costes se llega a la conclusión, de forma evidente, de que este tipo de casas son sostenibles y por tanto una inversión inteligente hacia al futuro.

En conclusión, gracias a los nuevos sistemas fabricados para ahorrar energía, construir una casa passivhaus permite afrontar la dependencia energética con estilo personal y apostando por materiales de calidad y funcionales. El ahorro de energía conseguido es totalmente superior al de las construcciones convencionales.

Infórmate en INGECON sobre las múltiples ventajas de la construcción Passivhaus y ahorra en la hipoteca energética de tu vivienda.

Start typing and press Enter to search

Instalar puertas correderas en una reforma de vivienda | VentajasManeras de mejorar la iluminación en la reforma de su vivienda