In El blog de LM INGECON

En varias ocasiones te hemos contado qué es un edificio Passivhaus, cuáles son sus características particulares que la diferencian de una vivienda convencional y qué ahorro suponen respecto de las necesidades de refrigeración y calefacción en una vivienda. Pero…¿sabes qué criterios se deben cumplir para que una vivienda pueda obtener el certificado que la acredite como vivienda pasiva? Desde INGECON queremos explicar qué es la certificación Passivhaus para viviendas y para los técnicos.

¿Cuando podrá una vivienda recibir la certificación Passivhaus?

Las viviendas Passivhaus están diseñadas para ahorrar y contribuir a la mejora del medio ambiente. Si nos fijamos en un edificio Passivhaus, éstos optimizan los recursos existentes a través de la utilización de técnicas pasivas. ¿Cómo se hace esto? Pues aprovechando orientaciones correctas, reduciendo las superficies que están en contacto con el exterior o poniendo protecciones solares que evitan el calentamiento del edificio.

Cuando una vivienda se ha realizado siguiendo estos patrones constructivos podrá recibir la Certificación Passivhaus, que verificará que el proyecto se ajusta a los requisitos establecidos por el Passivhaus Institut. Es decir, una manera de garantizar el confort y el ahorro energético en este tipo de viviendas.

Como conseguir la certificación Passivhaus para una vivienda

Existen una serie de criterios o parámetros que toda construcción que desee conseguir la certificación Passivhaus debe reunir. Entre ellos:

  • La demanda de energía para calefacción (Qh) debe ser de no más de 15 kWh/m²a
  • Para la demanda de energía para refrigeración no debe sobrepasar los 15 kWh/m²a
  • En cuanto a la demanda de energía primaria, ésta no debe ser superior a 120 kWh/m2a
  • La envolvente exterior del edificio ha de tener una estanqueidad de unas 0,6 renovaciones de aire por hora.
  • Control y cálculo de puentes térmicos para asegurar las condiciones confort e higiene (ninguna superficie susceptible de presentar condensaciones o moho).

Es imprescindible buscar un equilibrio entre compacidad, orientación, reflectividad solar y protección solar para que la vivienda sea sostenible y responsable y garantice la disminución de costes. Para ello será imprescindible la presencia de un técnico especializado en Passivhaus.

Los principios con los que alcanzar la certificación

En INGECON siempre insistimos en ellos y es que para conseguir la calidad deseada que acredite a un edificio como Passivhaus, es necesario cumplir con los 5 principios básicos de diseño y ejecución.

1) Un gran aislamiento térmico, beneficioso tanto en invierno como en verano. Para ello, tanto la fachada exterior como la cubierta y la solera es necesario que tengan una baja transmitancia térmica. En función del clima, se trata de optimizar los espesores del aislamiento térmico en función de su coste y del futuro ahorro energético.

2) Instalación de puertas y ventanas de altas prestaciones. En estos elementos es donde se produce una alta pérdida energética. Por ello, es necesario poner una gran atención en su ubicación y colocación en fase de obra.

3) Eliminación de pérdida energética a través de los puentes térmicos. Para ello, es necesario que la capa de aislamiento sea continua y cuidar las juntas entre los diferentes elementos constructivos. En el caso de tener que interrumpir la capa de aislamiento, una buena solución que deberíamos tener en cuenta es usar un material con una resistencia térmica elevada.

4) Construcción hermética al aire, logrando así una gran eficiencia en el sistema de ventilación mecánica del edificio. Al eliminar las pérdidas de temperatura interiores, conseguimos un ahorro en los sistemas de climatización interiores del edificio

5) Ventilación mecánica con recuperación del calor interior. Tanto las personas como los electrodomésticos generan un calor que puede ser reconducido en los sistemas de ventilación, de tal forma que se reduzca el consumo energético.

Todos estos requisitos son imprescindibles para una mejora en el rendimiento energético del edificio y conseguir de esta forma un ahorro considerable en facturas energéticas para sus habitantes.

Para que podamos conseguir todo esto, es sumamente importante que los técnicos, tanto en el diseño como en la dirección de obra, tengan su correspondiente certificado Passivhaus y que el edificio construido pueda catalogarse como un edificio Passivhaus con todo lo que ello implica.

El técnico Passivhaus

nuestros técnicos certificados

Es necesario que un técnico con acreditación Passivhaus verifique durante la fase de proyecto y de obra que el edificio cumple con los estándares técnicos necesarios para obtener la certificación Passivhaus. Él será el encargado de remitir toda la documentación necesaria a la entidad certificadora (Passivhaus Certifier) o al PHI (Passive House Institute), que será quien expida el certificado de edificio Passivhaus.

Para que un técnico cuente con un título Passivhaus puede conseguirlo de dos formas: realizando un curso de formación en el que obtendrá uno de los títulos oficiales o realizar una obra y certificarla. Para el segundo caso, es necesario estar en contacto con una entidad certificadora.

En cuanto a los títulos oficiales que expide el Passive House Institute, son 4 en función de la formación del técnico y del cometido que realiza:

1.- Designer es para técnicos con formación superior como arquitectos o ingenieros.

2.- Consultant es para los demás técnicos, como arquitectos técnicos, ingenieros técnicos o contratistas.

3.- Certifier que es un experto acreditado por el PHI.

4.- Tradesperson para el técnico que está a pie de obra.

Confía solo en profesionales acreditados en Passivhaus como los de INGECON

En INGECON contamos con profesionales certificados por el instituto alemán Passivhaus para el diseño y la ejecución de esta tipología constructiva. Concretamente, INGECON cuenta con técnicos «Designer Pasivhaus» para el diseño, y técnicos «Tradesperson» para el control de obra.

Start typing and press Enter to search

Consecuencias del confinamiento ¿por qué se hace todavía más importante la construcción pasiva?