In El blog de LM INGECON

En el día a día pasamos alrededor del 80 % del tiempo dentro de espacios que quedan cerrados. Es algo a lo que los seres humanos estamos perfectamente acostumbrados. No obstante, siempre contamos con la posibilidad de estar en espacios abiertos el tiempo que consideremos oportuno. De esta manera, se abre una válvula de escape a ciertas presiones.

Pero ¿y si por cualquier motivo necesitamos pasar dentro de la vivienda más tiempo del que deseamos? ¿Están realmente las viviendas adaptadas a una circunstancia excepcional? Aunque existen sistemas que las adaptan, lo cierto es que la mayoría, en realidad, no lo están.

La importancia de contar con una vivienda confortable

Para garantizar el confort en una vivienda es importante tener en cuenta su distribución. La distribución de los espacios es fundamental desde el momento en el que se está diseñando el inmueble. Todo ello hará que la vivienda cumpla con unos requisitos esenciales para una vida confortable.

Aunque pase desapercibido, muchos hogares no poseen un buen aislamiento. La contaminación acústica puede ser muy perjudicial, especialmente en algunos tramos horarios. Una temperatura estable es también esencial. Según la orientación de cada casa, el sol dará y se reflejará más por una parte que por otra. No sería lógico que, en una habitación donde se duerme en los meses de verano, dé el sol durante todo el día.

Es necesario que exista un buen circuito de ventilación. De esta manera, la eliminación del CO2 que provocamos en la respiración se produce de un modo más rápido. El oxígeno que permitiríamos entrar estaría mucho más filtrado. Todo ello va a generar una sensación de bienestar superior y una mejor salud a largo plazo. Hay que conseguir una arquitectura acorde para una ocupación prolongada.

Sin embargo no todas las viviendas cuentan con una distribución, aislamiento o ventilación adecuados. Y eso, en tiempos de confinamiento y encierro hogareño, supone una cuestión añadida a nuestra posible incomodidad y malestar físico y mental.

Las viviendas Passivhaus, una garantía de confort

Como hemos dicho antes, ya existen sistemas de viviendas que contemplan todo esto. Las casas Passivhaus son conocidas en todo el mundo por sus altos niveles de confort. Su escaso consumo energético han hecho que irrumpan en el mercado de una manera más fuerte.

Gracias a su diseño permiten disfrutar de una calidad de vida insuperable con independencia del mes del año. La orientación respecto del sol es una de sus principales preocupaciones. Conseguir luz solar y sombreado en la misma distribución es posible. El consumo de calefacción o de aire acondicionado se verá reducido en una vivienda de estas características.

Otras ventajas de las passivhaus

Además de las evidentes ventajas que ofrecen para la habitabilidad de quienes viven en ellas, las casas pasivas ofrecen otros beneficios adicionales:

– Incremento del valor patrimonial. Las características de estas viviendas consiguen que adquieran un valor superior respecto de las que se encuentran a su alrededor.

– El ahorro de energía es considerable. Se puede producir un descenso del consumo de energía de hasta el 75 %. Su ubicación y orientación hará que se rentabilicen las horas de sol.

– Entrada de oxígeno notablemente filtrada. El aire que se permite entrar es mucho más limpio, exento de elemento contaminante alguno. La ventilación mecánica con recuperación de calor garantiza la limpieza del aire que se respira.

– Amplitud y luminosidad. El diseño de estas viviendas se hace orientado a un confort extraordinario. Se intenta conseguir que el hecho de permanecer dentro de ella sea altamente confortable. Dentro de sus características principales se encuentran los grandes ventanales. La conexión con el exterior es imprescindible. De este modo, se garantiza que la luz que penetre en el interior dote a los espacios de una gran amplitud.

¿Verdad que encuentras ciertamente positivas todas las características de una vivienda passivhaus cuando de lo que se trata es de pasar mucho tiempo en casa?

En INGECON hacemos su vivienda a su gusto

En INGECON llevamos más de 20 años de experiencia en el sector con un equipo técnico de nueva generación. Contamos con técnicos certificados por el instituto alemán Passivhaus para el diseño y la ejecución de este tipo de construcción. Además, los profesionales de obra de la empresa cuentan con la formación necesaria y entienden la filosofía de este sistema constructivo.

Diseñamos y ejecutamos su vivienda a su gusto, entendiendo que se trata de la mayor inversión en la vida de muchas personas. ¡Cuenta con nosotros!

Start typing and press Enter to search

Directiva europea 2010/31/UE, te contamos sus aspectos más relevantesCertificación Passivhaus para viviendas y para técnicos | INGECO