In El blog de LM INGECON

Algunas tendencias 2023 en la construcción de viviendas

En 2023 van a prevalecer algunas tendencias en la construcción de viviendas, sus proyectos y sus diseños. Algunas ya se venían dando desde hace algunos años, como es la preocupación por la sostenibilidad o el interés por los espacios abiertos. Veamos algunas de las orientaciones que va a seguir las viviendas del futuro más próximo.

Sostenibilidad en la construcción

La preocupación por la conservación del medio ambiente, sin duda, va a determinar algunos aspectos de la construcción de viviendas en este año. En la arquitectura, el cuidado por el entorno natural se plasma en algunos objetivos como son la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero o la eficiencia energética.

Materiales a utilizar en la construcción

En esta faceta, podemos destacar la introducción de nuevos materiales constructivos y la utilización de elementos más tradicionales pero que cumplen a la perfección con los objetivos de conseguir un mayor impacto en el entorno. Por un lado, vamos a ver un mayor uso de materiales conseguidos a base de aleaciones y composites, con el fin de aumentar la resistencia e incrementan su duración.

También se van a seguir utilizando materiales convencionales que facilitan una construcción sostenible. La madera y la piedra son dos elementos que destacan por su capacidad aislante. Además, son materiales que pueden reutilizarse, sobre todo en el caso de la madera, aspecto que favorece una economía circular.

Eficiencia energética

La reducción del consumo energético es otro de los objetivos que se marcan a la hora de la construcción de nuevas viviendas. El carácter aislante va a ser una constante en algunos aspectos importantes, como la carpintería. También se espera que adquieran un papel relevante las fachadas ventiladas, sistema que propicia un considerable ahorro energético. La cualidad de aislamiento de este tipo de construcción se consigue gracias a la introducción de una cámara de aire situada entre el muro y el material de recubrimiento.

Las energías renovables también van a jugar un papel muy importante en la consecución del mayor ahorro energético posible. Los paneles solares son una alternativa cada vez más popular al suministro eléctrico tradicional, a través de redes eléctricas convencionales. Estos dispositivos se solían ubicar en los tejados de los edificios, pero la última generación de estos sistemas, permite su colocación en las fachadas de los edificios.

A estas soluciones, podríamos añadir la introducción de electrodomésticos o bombillas de bajo consumo energético, o la introducción de la domótica, que puede contribuir a facilitar una mayor eficiencia energética. La tecnología hace posible que se pueda ejercer un control total sobre el tiempo de uso de la energía eléctrica o la calefacción.

 

Día Mundial de la eficiencia energética y casa pasiva

 

Construcción en un espacio polivalente y flexible

Otra de las tendencias que se van a poder ver en la construcción y rehabilitación de viviendas en este próximo año es la búsqueda de un espacio abierto y multifuncional. Se tiende a la supresión de elementos que puedan compartimentar el espacio, como tabiques o columnas. La experiencia reciente del confinamiento sufrido hace dos años, y el auge del teletrabajo han influido en el interés por este tipo de espacios, más confortables y saludables.

La cocina abierta es un claro ejemplo de esta tendencia a fusionar los espacios y fomentar la sociabilidad. La integración de la cocina y el salón en un único espacio aumenta la capacidad de almacenamiento a la vez que permite interactuar a las personas que están preparando la comida con quienes están en el salón.

La presencia de espacios exteriores, como jardines o terrazas, también va a seguir estando presente en los proyectos de nuevas viviendas. Desde el año 2020 ha aumentado la búsqueda de casas con espacios exteriores entre los nuevos compradores.

Tendencias 2023 con un nuevo auge de las líneas curvas

El estilo internacional, aparecido en las décadas de 1920 y 1930, concedió una importancia excepcional a la línea recta, tendencia que ha seguido teniendo mucha influencia en la construcción de casas hasta nuestros días. No obstante, gracias a la introducción de nuevos materiales y nuevos sistemas constructivos, vemos como la línea curva va creciendo en importancia. Encontramos diseños con fachadas curvas, pero sin duda donde se está imponiendo la curvatura es en la decoración. Los muebles, lámparas y alfombras curvilíneos son cada vez más comunes en la decoración de nuevas viviendas.

Las líneas curvas producen un efecto de sosiego que es perfectamente compatible con la búsqueda de un mayor confort del espacio que compone el hogar. Dejando aparte el aspecto estético, el objetivo final de este predominio de la curva, sería transmitir una sensación de positividad.

Gamas cromáticas de contraste

Con respecto a los colores que más se van a utilizar en la decoración de viviendas, encontramos tanto gamas cromáticas frías, donde encontraremos distintos tonos verdes o azules, junto con otras tonalidades más cálidas, tales como beiges, blancos o amarronados.

Estas combinaciones están orientadas a crear unos espacios propicios para desconectar del ajetreo y el estrés. Las tonalidades cálidas favorecen un entorno amable y cercano, mientras que los tonos fríos dan al espacio un carácter más sobrio y elegante.

Start typing and press Enter to search

consejos para la habitabilidad de una casareformas de viviendas antiguas