Una obra o reforma siempre conlleva quebraderos de cabeza. No importa si es más pequeña o es una reforma integral, las incomodidades en la persona o personas que viven en el hogar se notan, y mucho.

Hasta que no vemos el fin de la misma, no podemos disfrutar de los nuevos beneficios que conseguimos tras la obra. Pero, ¿podemos aunar todas las reformas en una sola? Sí, gracias a los proyectos llave en mano.

Reformar llave en mano

¿Para qué vamos a empezar distintas reformas con diferentes proveedores si podemos hacer que una sola empresa se encargue de todo? Los proyectos llave en mano son la solución. Éstos están destinados a clientes que quieren simplificar la realización de la obra, y dejando en “manos” de un único proveedor todo, absolutamente TODO.

Este tipo de proyectos se firman, normalmente, con un presupuesto ya cerrado para el cliente, y cuando se firma, la empresa se encarga de todo, a expensas de pequeños inconvenientes que puedan surgir de improvisto.

Desde el proyecto inicial, pasando por la búsqueda de profesionales cualificados, diseño, ejecución y garantía de buen término, de todo esto y más se encarga la empresa que gestiona el proyecto llave en mano.

Las ventajas son múltiples, pero en este post vamos a destacar las más importantes. La primordial es que, como ya adelantábamos, solo tenemos que ponernos en contacto con un solo interlocutor que gestionará toda la obra en conjunto. No tendremos que llamar primero a un fontanero, un albañil por otro lado, luego a un electricista… ¡eso se acabó!

Si un cliente contrata un proyecto llave en mano se olvida de tanto trámite y es la solución perfecta para una mayor tranquilidad de la reforma.

Otra ventaja es que suelen contar con tiempos definidos de antemano. Antes de iniciar el proyecto, se plantea una serie de fechas establecidas para cada acción y con un calendario como base, se permite ir viendo los tiempos de cada fase. Si es una reforma más pequeña, se tardará mucho menos tiempo. La responsabilidad de cumplir dichos tiempos es de la empresa constructora.

Conoce tu proyecto al detalle y ahorra

Otro beneficio es el control del proyecto que podemos hacer. A pesar de que nos vamos a quitar preocupaciones con ese tipo de reformas, podemos ir revisando todo lo que se va haciendo para que no se cometan errores durante la ejecución del proyecto. Como solo nos tenemos que preocupar de supervisar a un solo contratista, es más fácil y cómodo.

Finalmente, en las obras llave en mano se simplifican todos los costos. Nos ahorramos, primeramente, un director de obra, como tendríamos de la manera estándar. Por otro lado, los materiales y decisiones constructivas están incluidas en el precio final, no suele haber variaciones y contamos con una tranquilidad previa a comenzar la reforma.

Controlamos gastos, incluso llegamos a ahorrar dinero si hacemos cuentas.

Si estás pensando en hacer reformas en casa, recuerda: el método llave en mano es una vía totalmente beneficiosa si contamos con un empresario de la construcción de calidad y profesionalidad. Trata bien todos los puntos de la obra y deja cerrado cualquier tema en relación a la reforma. ¡Solo así tendrás la casa de tus sueños!

Fuente: habitissimo

Start typing and press Enter to search

Reforma integral de una vivienda antigua