Entre las diferentes soluciones de aislamiento en viviendas (SATE, insuflado, etc.) una de las más utilizadas y demandadas es la de los trasdosados. Ya sea su aplicación interior o en revestimientos de fachada.

En este artículo vamos a descubrir un poco más acerca de los trasdosados. Qué son, qué tipos de trasdosados existen… Así como la recomendación a la hora de instalar trasdosados en base a la larga experiencia en aislamiento y habitabilidad de viviendas de LM INGECON.

¿Qué es un trasdosado?

Pensemos en las paredes que dividen las diferentes habitaciones de nuestra vivienda. Si queremos que nuestras estancias gocen de un mejor aislamiento térmico y acústico aportando calidad y calidez a nuestra vivienda, existe la posibilidad de fijar unas placas delgadas fijadas a estos tabiques para que mejoren estas prestaciones.

El trasdosado es aquel revestimiento de un muro de una vivienda, en particiones interiores o cerramientos exteriores, de aplicación en obra nueva o en rehabilitación que supone una gran solución para mejorar el aislamiento y a la vez reducir la demanda energética en los edificios. Un método muy utilizado cuyo montaje e instalación es rápido y eficaz, generando confort y evitando las fugas térmicas.

Su instalación se realiza en base a la colocación de placas de cartón-yeso tipo “Pladur” que incorporan un material de aislamiento térmico o acústico o bien a través de un panel sándwich.

El sistema de colocación de trasdosado aporta enormes ventajas con el único inconveniente de una pequeña perdida de superficie habitable.

Tipos de trasdosados

Existen diferentes tipos de trasdosado según su método de instalación:

Trasdosados directos

El trasdosado directo es aquel por el que la placa de yeso se coloca a la pared mediante la aplicación directa de una placa adhesiva. Esta pasta fija y estabiliza las placas. Permitiendo añadir en la cara oculta materiales aislante y además respetando la cámara de aire.

Un método que ofrece numerosas ventajas como la capacidad de adaptabilidad al cerramiento existente. Su instalación es sencilla, no requiere de esperas para su secado y además permite sanear el cerramiento existente en el interior.

Trasdosados semidirectos

En el tipo de trasdosado semidirecto, las placas de yeso laminado se fijan o atornillan a unos perfiles “omega” previamente colocados sobre el muro elegido.

Es un método aislante que suele usarse cuando nos enfrentamos a tabiques viejos o imperfectos. Cuando se realizan en fachadas, las placas incorporan material aislante para garantizar el aislamiento térmico.

Trasdosados autoportantes

Otro tipo de trasdosado es el denominado autoportante. Se caracterizan por contar con una estructura autoportante resistente de acero. Sobre ella se fijarán las placas de yeso laminado de distintos tipos y espesores. Su instalación es rápida y fácil y es de obra seca. Quedando las instalaciones de la vivienda ocultas en la cámara interior. Garantiza un buen aislamiento térmico y acústico además de posibilidades decorativas.

Ya sea en contacto directo o indirecto con el paramento, el trasdosado es una solución perfecta para la mejora de las prestaciones térmicas y acústicas de la vivienda, además de realizarse mediante una ejecución limpieza y rápida.

Pregunta a LM INGECON si quieres mejorar el aislamiento de tu vivienda

El equipo de profesionales de LM INGECON puede hacer un estudio de la envolvente de tu vivienda para detectar sus posibles deficiencias. En su caso, podemos ofrecerte múltiples soluciones. Bien en forma de trasdosados, sistemas como SATE, insuflado de aislamiento u otros sistemas que puedan aplicarse al caso de tu vivienda particular.

Sabemos que el aislamiento de tu vivienda es un aspecto fundamental en su habilitabilidad. No dudes y ponte en contacto con nuestros profesionales para Albacete en Reformas, Construcción y Proyectos.  Estaremos encantados de ayudarte.

Start typing and press Enter to search