Si echamos un vistazo a la Real Academia Española de la Lengua, la primera de las acepciones del verbo tasar es la siguiente:

Fijar oficialmente el precio máximo o mínimo para una mercancía.

Como tal, la tasación de, pongamos, una vivienda no es más que la acción cuyo objetivo es determinar el valor de este inmueble. Es decir, la elaboración de un informe o documento de carácter legal que certifique el valor de la vivienda. Y que se hará conforme a un método establecido según normativa.

En cambio, también podemos oír hablar de valoración. Será en aquellos casos en que se necesita conocer una simple orientación o estimación del valor de la vivienda.

El valor de una tasación será el valor de mercado de un inmueble (salvo si hablamos de vivienda protegida donde se establecerán unos valores máximos legales según cada comunidad autónoma) y su cometido puede ser muy diverso.
Desde servir para obtener una hipoteca, para valoraciones de herencias o patrimonios, para conocer el valor de los bienes inmuebles en procesos de divorcio, etc.

En este post de LM INGECON veremos algunos de los casos más habituales.

En qué casos se puede necesitar la tasación de un inmueble

Podrá realizar una tasación los profesionales en edificación como arquitectos y arquitectos técnicos, cuando se trate de viviendas o locales comerciales. O ingenieros técnicos de la especialidad a la que corresponda la tasación, es decir, un ingeniero técnico podrá tasar un bien industrial,  o un agrónomo podrá tasar un terreno. Cuando se trate de tasaciones hipotecarias, el tasador tendrá la obligación de formar parte de sociedad tasadora.

Si queremos saber en qué casos o situaciones es necesario realizar la tasación de un inmueble debemos remitirnos a la Orden ECO 805-2003 del Ministerio de Economía en la que se establecen normas para el cálculo del valor de tasación de bienes inmuebles y de determinados derechos reales para las finalidades contempladas en su ámbito de aplicación.

En su segundo artículo se establecen los casos de obligatoriedad en las tasaciones de inmuebles:

Para la garantía hipotecaria de créditos o préstamos. Una tasación hipotecaria dictará el valor de una vivienda de cara a que una entidad financiera pueda conceder la hipoteca para la compra de una vivienda según el importe de la propiedad. Se trata de un trámite obligatorio en los préstamos hipotecarios. Generalmente se conceden por no más del 80% del valor de tasación del inmueble.

También para la determinación del patrimonio de las instituciones de inversión colectiva inmobiliarias. Por ejemplo, fondos de inversión, inmobiliaria, sociedades de inversión inmobiliaria, fondos cotizados, etc.

Igualmente, también es obligatorio para determinar el patrimonio inmobiliario de los Fondos de Pensiones. O bien para la valoración de inmuebles para Cobertura de las Provisiones técnicas de las Compañías Aseguradoras.

Además de estos casos en los que la tasación de un inmueble tiene carácter obligatorio, existen otros casos muy frecuentes en los que se suele solicitar una tasación. Por ejemplo:

Tasaciones con finalidad contable

Por ejemplo en herencias. En los casos en que varios herederos reciben un inmueble como parte de la herencia de un familiar será necesaria la tasación del inmueble a efectos de conocer su valor y la parte correspondiente para el reparto de la herencia en los términos concretos recogidos en el testamento o por ley en ausencia de este.

El caso más frecuente de tasación por herencia es el de la tasación pericial contradictoria. Con ella se revisa la tasación oficial de la agencia tributaria de la comunidad autónoma que corresponda. Algo de utilidad a la hora de pagar (y rebajar) el correspondiente impuesto de sucesiones.

En casos en los que se desea conocer el valor del inmueble a la hora de llevar a cabo la separación de bienes en matrimonios o parejas de hecho. También en otros como: procesos de regulación del patrimonio como la inscripción catastral de los bienes de su patrimonio, en concesiones administrativas, etc.

Tasaciones con finalidad administrativa

Por ejemplo, para operaciones mercantiles por las que es necesario conocer el valor de los bienes a registrar. Para la peritación de inmuebles. En casos de expropiaciones, o incluso cuando quieres revisar la valoración catastral de tu inmueble.

En LM INGECON podemos encargarnos de tu tasación.

Entre los diferentes servicios de construcción, ingeniería y arquitectura en Albacete de LM INGECON se encuentra la de tasación de inmuebles.

Nuestros profesionales con experiencia podrán recabar toda la documentación oficial del inmueble. Visitarlo, comprobar su estado e instalaciones. Realizar las mediciones e imágenes necesarias. Y elaborar posteriormente el informe siguiendo las instrucciones incluidas en la normativa de aplicación.

Pregunte por nuestros servicios. Estaremos encantados de ayudarle.

Start typing and press Enter to search