Cuando nos disponemos a reformar nuestro baño siempre surge la misma pregunta: ¿cambiar bañera por ducha?

Si contamos con las excelentes ventajas que nos ofrece el plato de ducha sobre la bañera, la respuesta es siempre la misma: sí. Indicamos en este artículo algunas de esas ventajas de cambiar bañera por ducha.

Principales ventajas de cambiar bañera por ducha

Renovar y dar un nuevo toque al baño está en cualquier momento al alcance de la mano. Además, pueden conseguirse increíbles ventajas al realizar esta reforma en el hogar, consiguiendo dar un nuevo aire al baño y haciendo del mismo un lugar nuevo, más higiénico, eficiente y seguro.

El baño es uno de los lugares de la casa donde más accidentes domésticos se sufren. Es siempre la estancia que requiere mayor espacio y no siempre se lo ofrecemos. Por eso es bueno hacerse con un plato de ducha para sobreponerse a estos dos problemas principales de los baños:

Sencillez en la Reforma

Al cambiar bañera por una ducha nos encontramos ante una de las reformas más sencillas que se pueden realizar en una casa. Pero siempre hay que contar con los mejores profesionales en reformas integrales. A su vez, al tratarse de una reforma pequeña, está al alcance de la mayoría de los bolsillos y requiere poco tiempo, por lo que también se evitan las molestias de una reforma grande.

Espacio y diseño

Gracias al cambio de la bañera por un plato de ducha podemos ganar mucho espacio en nuestro baño. A su vez, los platos de ducha tienen una mejor estética dentro del espacio y se adaptan mejor que las bañeras. Se consigue así un baño más grande y con mejores posibilidades estéticas y de distribución de los espacios dentro de la habitación.

Ahorro energético y eficiencia energética.

Gracias a la instalación de un plato de ducha, puede ahorrarse de forma considerable en la factura del agua y el gas. El hábito de ducharse suele generar menos consumo de agua gracias a que es más corto, lo que reduce a su vez el consumo de gas para calentar.

Higiene y limpieza.

Las duchas tienen menos recovecos que una bañera tradicional. Por eso, al limpiar el plato de la ducha se invierte menor tiempo y puede realizarse de una forma mucho más sencilla. Además, son menos propensas a acumular hongos y otros patógenos en los ajustes con la pared y el suelo.

Mayor accesibilidad, seguridad y reducción de accidentes domésticos.

Quizás esta sea una de las razones por las que cada día más y más gente realiza estas reformas. Los platos de ducha son mucho más seguros que la bañera por el simple hecho de contar con menor superficie deslizante. Esto provoca una fuerte reducción de los accidentes en el baño. Además, es más aconsejable instalar una ducha si hay en la casa personas con movilidad reducida, niños o mayores. Si a esto le añadimos la superficie antideslizante del propio plato, se ve facilitado el desplazamiento y los accidentes se ven reducidos con creces.

Nos encontramos así con una reforma que puede ofrecer un nuevo aspecto a nuestro baño. También una mayor superficie y una reorganización que permita disfrutar del mismo de la forma más segura posible.

El ahorro energético, la seguridad y la higiene dentro del propio espacio son alicientes para llevar a cabo esta pequeña instalación dentro del hogar y conseguir un espacio renovado y limpio.

Pero para cambiar bañera por ducha es importante ponerse en contacto con los mejores profesionales del mercado. Profesionales que aseguren una reforma con garantías y sin sufrir las molestias típicas de una reforma del hogar. Eso es precisamente lo que nosotros ofrecemos: un servicio de calidad en reformas del hogar con unos precios altamente competitivos.

 

 

Start typing and press Enter to search

tipos de apertura en ventanas de PVCreformas de cocinas en Albacete