Realizar reformas integrales en la vivienda requiere llevar a cabo unos pasos determinados con el fin de ajustarse al presupuesto destinado a la obra, además de evitar problemas con vecinos o con las autoridades públicas.

Las reformas de viviendas permiten que un edificio, una casa o un piso usados se conviertan prácticamente en nuevos, además de ofrecer la posibilidad de elegir una nueva distribución o un mejor aprovechamiento del espacio del hogar.

Asesorarse por especialistas en reformas integrales, con la tranquilidad de saber que un equipo de profesionales, en cada uno de los sectores implicados en lasreformas de viviendas, controlará y gestionará las necesidades para conseguir el resultado deseado. Ese es el objetivo de LM INGECON.

Aspectos esenciales de las reformas integrales

A pesar de que no es posible asegurar que todo salga perfecto y sin problemas a la hora de realizar una renovación del hogar, tener en cuenta las siguientes cinco claves, antes de comenzar con el proyecto, facilitará el buen resultado de la obra y evitará sorpresas desagradables con la propia reforma o con los vecinos.

1. Proyectar la reforma

Es de vital importancia plasmar por escrito el proyecto de la reforma que se quiere llevar a cabo. Todo debe quedar reflejado para garantizar que se ajuste al presupuesto con el que se cuenta.

Redactar un documento que contenga las necesidades, estancias, materiales y especificaciones que se quieren reformar, ayudará a los profesionales que realicen la reforma a tener claro cuales serán los objetivos sobre los que tendrán que trabajar.

2. Contratar profesionales

El mundo de los profesionales y especialistas en las reformas de viviendas es muy diverso. Ponerse en manos de una empresa con experiencia, con una cartera de proyectos ya realizados, es primordial para ganar en confianza y tener la tranquilidad de que la obra cumplirá las expectativas. Consultar directorios web como el de Habitissimo, que cuenta con las mejores empresas del sector de la construcción y reformas del hogar, como LM INGECON, ayudará a tal labor.

3. Contar con los permisos adecuados

Es muy importante tener claro que la obra puede necesitar de la autorización del Ayuntamiento para llevarla a cabo. Existen reformas u obras que afectan a la estructura de la vivienda, a la fachada fachada o a elementos comunes, así como los trabajos que pueden ampliar la superficie útil o cambiar el uso del espacio, como en el caso de un local que se convierta en vivienda. Estos requerirán de una licencia de obra mayor, debiendo presentarse en el consistorio de la localidad un proyecto firmado por un arquitecto.

4. Avisar a los vecinos o comunidad

El entorno en el que vivimos hoy en día está basado en el respeto mutuo entre vecinos que comparten el mismo edificio o comunidad para residir.

Proyectar reformas integrales que afecten a elementos compartidos por la comunidad, o que afecten a la estructura de la vivienda o a la fachada, están vinculadas a solicitar permiso a la comunidad de vecinos y a obtener un apoyo unánime para poder llevarlas a cabo.

Las reformas menores, como pintar, cambiar puertas o ventanas, no necesitan de un permiso específico por parte de los vecinos. Sin embargo, y para evitar molestias, enfados o disgustos, es totalmente recomendable comunicarles las obras que se van a realizar, así como las fechas previstas y los horarios estimados para los trabajos.

5. Realizar seguimiento de la reforma

Un seguimiento periódico de la obra permitirá realizar indicaciones o modificaciones para conseguir que la reforma cumpla las expectativas que se plasmaron en el proyecto inicial. La comunicación con la empresa especialista es de suma importancia para gestionar esas modificaciones y controlar lo relativo a los plazos de entrega y la finalización de la obra.

Start typing and press Enter to search

cambiar la instalación eléctrica de una viviendaClaves a tener en cuenta antes de iniciar la construcción de casas