In El blog de LM INGECON

Hace unos años INGECON tomó la decisión de seguir dos caminos a la hora de construir: confort y ahorro energético. Estos caminos nos llevaron a encontrar lo que se conoce como “Passivhaus”.

Passivhaus es un estándar de construcción alemán para viviendas de consumo casi nulo, conocido en España como casa pasiva. Se trata del sistema de construcción más exigente del mundo en materia de eficiencia energética. Son viviendas de altísima calidad, con un gran confort térmico y un consumo energético casi nulo.

 

 

De una manera gráfica podríamos resumirlo diciendo que consiste en colocar un abrigo y un sistema de purificación de aire a tu vivienda.

Cuando vives en una Passiv obtienes un gran nivel de confort con el mínimo consumo de energía, contribuyendo así a un gran ahorro en la factura energética.

Sólo una Passivhaus puede ofrecerte un descanso mejor que en vacaciones gracias a su silencio, un aire interior saludable y una temperatura agradable.

 

 

1- SALUD

La ventilación en una vivienda Passivhaus se hace a través realiza mediante un sistema de ventilación mecánica con un recuperador de calor consiguiendo renovar el aire de manera continuada sin variar la temperatura del edificio. Estos sistemas vienen provistos de filtros que impiden el paso de polvo, polen y otras partículas en suspensión que se encuentran en aire exterior. La ventilación favorece el bienestar, el sueño y el rendimiento, evitando a su vez resfriados, alergias y creando un ambiente saludable para los más pequeños.

2- CONFORT

Una vivienda que todas sus estancias estén a una temperatura constante y homogénea dentro de los rangos de confort (entre 20º y 25º según la estación) constante entre el día y la noche independientemente de las temperaturas exteriores y con mínimas variaciones térmicas entre unas estancias y otras. Esto se produce porque las viviendas construidas bajo el estándar Passivhaus realizan un uso eficiente del sol, aprovechando su energía tanto para iluminar naturalmente la vivienda, como para calentarla. Passivhaus, además, asegura esta temperatura gracias a medidas que eliminan las pérdidas o ganancias indeseadas de energía y que contribuyen a garantizar el confort interior de la vivienda.

3- AHORRO

Con los cinco principios básicos: alto aislamiento térmico, eliminación de puentes térmicos, carpinterías y vidrios de altas prestaciones, control de la hermeticidad y ventilación con recuperador de calor, se pueden conseguir resultados extraordinarios. Si además aprovechamos la energía de la radiación solar en los periodos fríos y nos protegemos de ella en los cálidos el resultado que se alcanza es de una muy alta eficiencia que se traduce en un alto confort interior con una demanda de energía muy baja.

4- RENTABLE

Las hipotecas de vivienda tienen unos plazos marcados por los bancos para hacer frente a la deuda contraída. El contador de energía nos acompaña a lo largo de toda nuestra vida: la hipoteca energética ¡no tiene fecha de vencimiento!  Las hipotecas de vivienda tienen unos gastos marcados por los bancos y referenciados a valores relativamente estables. Por el contrario, los precios de la energía están en manos de los intereses de los gobiernos y de las fluctuaciones en los precios de las materias primas y las circunstancias geopolíticas de los países: en la hipoteca energética ¡nadie sabe de cuánto dinero estamos hablando!

Es por esto por lo que es tan importante reducirla todo lo posible y poder hablar de INVERTIR en lugar de GASTAR. Además es IMPORTANTE saber que el estándar Passivhaus no supone el uso de un tipo de producto, material o estilo arquitectónico especifico, por lo que se integra a la perfección en cualquier tipología constructiva y materiales que se quieran utilizar.

5- SOSTENIBLE

Cuida del entorno, piensa en el planeta. Reduce emisiones de CO2 a la atmósfera.

 

rentabilidad de una vivienda passivhaus

Start typing and press Enter to search

ejemplos de edificios passivhausEl Iceberg Passivhaus