En esta nueva entrada he elegido un tema cotidiano y actual. Todos hemos oído mucho últimamente sobre el mal estado de nuestras carreteras debido a la falta de inversión en mantenimiento y conservación.

Primeramente empezaré haciendo una introducción básica de lo que hay debajo de nuestros neumáticos cuando circulamos. El perfil de nuestras carreteras se puede dividir principalmente en 3 partes: terreno subyacente, explanada y firme.

  • El terreno subyacente es el terreno natural que existe previamente a la construcción de la carretera o la obra de tierra subyacente.
  • La explanada se compone por aquellas capas que se encuentran debajo del pavimento, generalmente se suele subdividir en cimiento, núcleo y capa de coronación.
  • Firme. Las capas del pavimento se conformarán según el tipo de firme que se vaya a utilizar: flexible, semirrígido o rígido. Se podría profundizar muchísimo en este aspecto, en principio nos quedamos con la idea general de que el firme se compone de una capa base y el pavimento. Los factores determinantes para el dimensionado del firme son la intensidad del tráfico pesado, la categoría de explanada y las condiciones ambientales.
    • Pavimento. Compuesto generalmente por una capa base, otra intermedia y una de rodadura para mezclas bituminosas en caliente.

A continuación os lo muestro gráficamente:

Sección perfil_V2

Teniendo una idea básica de la sección típica de una carretera, nos centramos finalmente en las patologías que sufren y por las cuales necesitan un correcto mantenimiento y conservación.

PATOLOGÍAS GENERALES DE NUESTRAS CARRETERAS

  • Fisuración por fatiga del pavimento de mezcla bituminosa, conocida compiel cocodriloo “piel de cocodrilo”. Se trata de una malla de líneas de rotura no mayores de 15-20 cm. Fisuras en todas direcciones sin tamaño de escama predominante.  A simple vista es semejante a las escamas de un cocodrilo, de ahí el nombre. Se produce en el fondo del pavimento y asciende a la superficie, es común debido al uso y envejecimiento del firme.
  • Deformaciones permanentes de la explanada (nada que ver condeformación permanente la deformación de la mezcla bituminosa). Es una compresión en la explanada, deformación remanente plástica. Esta patología se solventa o previene con una mayor calidad de la explanada.

 

  • Fisuración longitudinal o descendente (top-down). Se produce al borde de la banda de rodadura, por ello es frecuente que haya dos. Esta patología se produce fisuración descendentede arriba hacia abajo, lo que tiene la ventaja de que puede corregirse a tiempo. Lo peor de las fisuras es la filtración del agua por lo que siempre deben estar selladas. Las causas se deben al contacto con el neumático y el envejecimiento del betún en su parte más superficial.
  • Fisuración en bloque o malla. Al igual que la anterior, se trata de una fisura fisuración en bloque o malladescendente.Se aprecian bloques de 40-50 cm. El mecanismo activo de la fisuración son las bajas temperaturas (retracción térmica, tensiones de tracción…). El mecanismo pasivo es el envejecimiento del betún. Si no se repara a tiempo, puede llegar a la capa intermedia.
  • Arrollamientos. Es común en zonas donde se producen esfuerzos horizontales.arrollamientos Se trata de arrollamientos de la capa de rodadura, rara vez llega a la capa intermedia. Se produce en curvas, glorietas, zonas de frenado… Las altas temperaturas acentúan esta patología. Se produce por el uso de betunes blandos y la falta de adherencia entre capas (muy importante el riego de adherencia entre la capa de rodadura y la inferior).
  • Despegue entre capas. Es frecuente que dé lugar a arrollamientos. La adherencia entre capas es esencial para que la rodadura funcione bien. Para ello hay que realizar correctamente el riego de adherencia, con el material específico para ello y sobre la zona limpia, también se puede ser debido a una inadecuada dotación del riego o una mala ejecución.
  •  Roderas. Son deformaciones permanentes de la mezcla bituminosa en la capa roderasde rodadura, en ocasiones puede afectar a la intermedia. Se marcan las ruedas de los vehículos. Se debe a las altas temperaturas y a las cargas el tráfico. Es importante contar con un esqueleto mineral fuerte en la mezcla para evitar esta patología.

Con ésto, hemos hecho un repaso a los principales mecanismos de deterioro en el diseño clásico de un firme. Espero haber ayudado a comprender la importancia del mantenimiento y la conservación de las carreteras y con ello, la obligada inversión para una mayor calidad y seguridad en las mismas.

Saludos.

 

 

Reformas en Albacete de Viviendas con INGECON

Start typing and press Enter to search

Construcción y Reformas en Albacete